Breaking-news Geographica a CARTO company. Felices de anunciar que CARTO adquiere Geographica. Saber más
Menú

Geographica:Make data count.

Qué es el Business Intelligence

por Azahara 2/Feb/2017

El Business Intelligence es un concepto que lejos de ser algo nuevo remonta sus orígenes a la década de los 50, cuando Richard Devens mencionó por primera vez este término en su obra Cyclopaedia of Commercial and Business Anecdotes. Sin embargo, el incremento en el volumen de datos que las empresas recolectan – Big Data– y la aparición de tecnologías que permiten dicha recolección –ioT-, han sido los prescriptores del auge del Business Intelligence como herramienta esencial para la toma de decisiones empresariales.

Business Intelligence

Business Intelligence. Un concepto que lleva con nosotros más de lo que pensamos

En este post vamos a explicar qué es el Business Intelligence (BI) y cómo puede ayudar a tu negocio, contextualizándolo en su marco actual y repasando los retos que se plantean, así como las razones por las que es una herramienta clave para las empresas.

Qué es el Business Intelligence: Definición Práctica

Muy a menudo las definiciones más fáciles de entender son aquellas que hacen mención a la finalidad del término. Tal y como su nombre indica, el Business Intelligence, hace referencia a la toma de decisiones inteligente basadas en la información que posee.

Se puede definir como:

Un sistema decisional que nos ayuda a conocer y comprender mejor los procesos y los resultados

Estos conocimientos nos facilitan la toma de decisiones, nos ayudan a adoptar soluciones innovadoras y, en fin, multiplican las posibilidades de tener nuevas ideas para impulsar la buena marcha del negocio.

Es importante hacer hincapié en la importancia de la recolección, organización y posterior visualización de los datos de cara a sacar el máximo partido a toda la información que la empresa posee. El business intelligence se basa en la toma de decisiones basadas en los patrones identificados con los datos que tenemos del pasado. Si la información se queda obsoleta o no puede analizarse de manera sencilla, se hace prácticamente imposible la obtención de información que nos ayude a una mejor toma de decisiones, lo cual es el propósito principal del business intelligence.

Desde un enfoque más técnico, según recoge Gartner en su glosario de TI, el BI es:

Business Intelligence es un término general que incluye las aplicaciones, la infraestructura y las herramientas y mejores prácticas que permiten el acceso y análisis de la información para mejorar y optimizar las decisiones y el rendimiento

Ambos enfoque son complementarios, en realidad. No en vano, para apoyar el sistema decisional y obtener respuestas a la medida de las necesidades empresariales es necesario contar con expertos en data science y tecnologías que nos permitan recoger, analizar e interpretar los datos.

Un planteamiento que cobra unas dimensiones muy particulares en la actualidad, inmersos como estamos en la era del Big Data, el Internet de las Cosas y el mundo globalizado.
No hace falta más que echarle un vistazo a Google Trends, para comprender la importancia que estos términos.

Sin duda, un contexto apasionante, cuyos avances se suceden una velocidad pasmosa, caracterizado por una complejidad y nuevos elementos que revalorizan el Business Intelligence.

En un entorno tan competitivo como el actual es obligado trabajar de manera más inteligente, lo cual significa lograr ventajas competitivas para mejorar la cifra de negocio mediante una exitosa gestión. Un entorno, en definitiva, cada vez más exigente, que ha convertido a Business Intelligence en esencial para ello.

Por qué debería interesarte el Business Intelligence

El hecho de que el Business Intelligence sea poco menos que un imprescindible para facilitar la toma de decisiones en el seno de las empresas, independientemente de su tamaño, lo demuestra la amplia gama de soluciones actuales, centradas en la simplicidad y la autonomía del usuario, como las desarrolladas por Geographica, donde no se necesita a un personal técnico para visualizar los datos y por lo tanto hacer informes y/o tomar decisiones basadas en los mismos.

Antes, por el contrario, eran soluciones gestionadas desde TI. El enfoque ha virado desde una visión tecnológica a la búsqueda actual de arquitecturas y soluciones dirigidas al negocio, según apunta Gartner, en su informe titulado “Magic Quadrant for Business Intelligence and Analytics Platforms”.

Hoy, las herramientas de BI precisan contar con una arquitectura de datos que permita valorarlos mediante su liberalización, integración y análisis en el sentido requerido.
Cada empresa, por lo tanto, debe llevar a cabo su propia estrategia para poder sacar partido a la tecnología, tanto en lo que respecta a las políticas de calidad de datos como a la misma cultura de la organización. Idealmente, avanzando en la consecución de un enfoque data driven.

Sea como fuere, una estrategia de BI ad hoc ofrece innumerables ventajas, y son de tal calibre que por sí mismas explican por qué debería interesar su implementación a cualquier empresa que pueda sacar partido de los datos. Es decir, prácticamente a todas, pues éstos son el principal activo de las organizaciones.

Entre otros beneficios, el BI permite un mejor desempeño de las tareas a nivel operativo, tanto dentro como fuera de la empresa. Todos los servicios, procesos u operaciones de la empresa, así como el área de logística, trato con proveedores o con los clientes son susceptibles de mejorar de forma significativa.

La obtención de información valiosa en el momento y lugar oportunos, incluso en real time, ayuda a lograr mejores resultados a nivel personal, departamental e interdepartamental. Todo ello gracias a la posibilidad de obtener informes, visualizaciones y análisis personalizados, adaptados a las distintas necesidades de los usuarios de negocio.

Su uso no dependerá del departamento de TI, como ocurría antaño, al tiempo que era prerrogativa de unos pocos departamentos, como finanzas o contabilidad, entre otros. Las nuevas tecnologías ahora facilitan su acceso y, con ello, la inteligencia de negocio se convierte en un gran aliado al alcance de los interesados.

La definición de estrategias también se beneficia de esta coherencia entre tecnología y necesidades de negocio para la obtención de información valiosa de forma oportuna.

Un sistema de decisión competitivo

La “informática decisional”, otra manera de llamar al BI en el contexto jurídico, es una expresión que nos sitúa en el centro de su diana. Su objetivo no es otro que culminar la explotación de los datos de la empresa con el fin de facilitar la toma de decisiones.

Con el uso del BI, la toma de decisiones se basa en la explotación de un sistema de información decisional diseñado a la medida de cada empresa y alimentado por datos diversos, que proceden de fuentes internas y externas.

Su orientación puede obedecer a un sinfín de objetivos, como la identificación de tendencias y problemas o la mejora de procesos. A su vez, las soluciones de Business Intelligence ayudan de forma fácil e intuitiva a gestionar el rendimiento de la compañía, a analizar los gastos, las ventas o, por ejemplo, el comportamiento del cliente.

Independientemente del tamaño de la empresa, hoy el BI es un imprescindible para convertir los datos en información fiable y, en suma, generar información directamente explotable para todos aquellos usuarios que lo precisen.

Es decir, la inteligencia de la empresa no se reduce a las decisiones estratégicas tomadas por los directivos. Las herramientas de BI han evolucionado hacia la difusión de buena información allí donde se precisa, incluyendo a clientes o proveedores. Un salto cualitativo que, en definitiva, ayuda a afrontar los desafíos de los nuevos tiempos.

Para terminar, os invitamos a visitar algunos de nuestros casos de éxito relacionados con Business Intelligence para ver en primera persona cómo funciona:

Caso 1 Smart Cities

Para el correcto desarrollo de este tipo de proyectos, se necesita ser experto en tres áreas diferentes: Big Data, Business Intelligence y visualización de datos en tiempo real.

Hemos creado varias soluciones que monitorizan en tiempo real los resultados de sensores dispersos en las ciudades, procesando y analizando la información y ofreciéndosela a los gestores de manera visual y sencilla facilitando la toma de decisiones. Gracias a esta experiencia, grandes empresas nacionales e internacionales cuentan con nosotros.

Así nuestra función se centra en todo lo que sucede tras la recolección de los datos a través de los sensores que se encuentran dispersos por las ciudades.

Puedes ampliar información sobre este caso de éxito en el siguiente link: Caso de Éxito Smart City

Caso 2: Pórtico

Pórtico es un cuadro de mando territorial para la toma de decisiones en materia de inversiones en infraestructuras y equipamientos, diseñado por Geographica para la Diputación de Sevilla.

El cuadro de mando se divide en tres partes: privada, pública y móvil. De esta forma, compartir ciertos contenidos con el público general se convierte en algo muy sencillo para los administradores, que pueden hacerlo mediante la web o mediante una app.

business intelligence

Inteligencia espacial para la toma de decisiones en materia de inversiones en infraestructuras y equipamientos públicos.

 

Pórtico permite obtener resultados de manera rápida, potente y eficaz. Es uno de nuestros casos de uso más avanzados en el campo de la Inteligencia Espacial. Hoy por hoy la parte privada es nuestro desarrollo más elaborado, robusto y completo.

Si quieres ampliar información sobre este caso, pincha aquí: Ver Caso de Éxito de Pórtico 

¿Qué te parece el uso del Business Intelligence? Si quieres saber más no dudes en contactar con nosotros.

¡Hasta la semana que viene!

TAGSBusiness IntelligenceSmart City

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir