Breaking-news Geographica a CARTO company. Felices de anunciar que CARTO adquiere Geographica. Saber más
Menú

Geographica:Make data count.

La geolocalización: dando valor a las ciudades

por Azahara 18/Oct/2016

El concepto de  Smart Cities o ciudad inteligente hace referencia a un modelo de ciudad donde se optimizan los recursos, mejorando la calidad de vida del ciudadano gracias a la innovación tecnológica. En este ámbito, las tecnologías de geolocalización juegan un papel esencial. Es este artículo hacemos un recorrido por el concepto de Smart City, explicamos por qué la geolocalización es importante y tecnologías aplicables y algunos casos de éxito. Empezamos.

El concepto de las Smart Cities es universal, pero su regulación y políticas impulsoras están relacionadas con distintos marcos estratégicos, como Europa 2020 o el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, en el caso de Europa.

A través de la Estrategia Europa 2020, Europa apuesta por un desarrollo económico apoyado en el principio de “crecimiento inteligente”, así como en una economía del conocimiento y la innovación sostenibles. Para ello, se persigue un uso más eficiente de los recursos e “integrador”, que contribuya a la cohesión social y territorial.

Unos objetivos ambiciosos que se concretan en los distintos modelos de “especialización inteligente” para, en definitiva, lograr un crecimiento cualitativo que se convierta en diferencial.

Impulsar la I+D+i en el contexto de la tecnología y servicios de las Smart Cities es uno de los objetivos clave, y en ese proceso de transformación inteligente la geolocalización es clave en un sinfín distintos proyectos.

Entre otras tecnologías, es obligado mencionar FIWARE , una plataforma de software open cloud de la que Geographica es embajadora. Creada a iniciativa de la CE con grandes empresas europeas para el desarrollo de una infraestructura común, desde un comienzo se marcó el objetivo de convertirse en referente mundial.

De hecho, esta plataforma de software nace a principios de esta década para convertirse en un ecosistema abierto y sostenible, con el fin principal de impulsar en cualquier sector el desarrollo de aplicaciones transversales.

En el terreno de que nos ocupa, esta arquitectura posibilita la reutilización de datos abiertos para servir a distintos proyectos y posibilitar un óptimo desarrollo de aplicaciones que contribuyan a la provisión de servicios de Smart City.

Se plantea como una solución abierta para muchos sectores, entre ellos la Smart City. Debido a su enorme potencial, son muchos los proyectos que han elegido la tecnología FIWARE para construir soluciones que puedan beneficiarse de todas las posibilidades que ésta ofrece.

Las ciudades inteligentes son uno de los dominios más relevantes de aplicación de las tecnologías FIWARE y del ecosistema basado en FI-Lab, un laboratorio de innovación en la nube que permite experimentar con esta tecnología.

La Geolocalización es clave para las Smart Cities

No son necesarias muchas explicaciones para afirmar que las urbes del futuro tendrán que enfrentarse a grandes retos relativos a la gestión administrativa sostenible y a la provisión de servicios ciudadanos con eficiencia.

Como es lógico, deberán atender con la máxima eficiencia aspectos tan fundamentales como la asistencia sanitaria, la seguridad ciudadana, la movilidad urbana, los trámites burocráticos, residuos urbanos, el cuidado ambiental o el abastecimiento de agua y energía.

La creación de soluciones de Big Data a una escala nunca vista hasta ahora se revela como una aportación de inestimable ayuda para emprender iniciativas de e-governance y también avanzar desde el tan necesario enfoque holístico.

A pesar de que la casuística es muy amplia, por lo general todas ellas deben gestionar datos de gran volumen, variedad y velocidad en sus diferentes ámbitos de actuación. En muchos casos, además, para gestionar del mejor modo un modelo de ciudad eficiente y sostenible, las decisiones deben tomarse de forma, inteligente, coordinada y buscar la anticipación.

En este sentido, la gestión y el análisis avanzado de información espacial en la Smart City cobra una gran relevancia y en ello los Sistemas de Información Geográfica o SIG tienen un papel clave, así como las denominadas Infraestructuras de Datos Espaciales (IDE) locales y regionales, éstas para la consecución de la convergencia de los esfuerzos.

El SIG o la gestión idónea de información espacial

Geolocalización para ciudades inteligentes

Modelo de ciudad donde se optimizan los recursos, mejorando la calidad de vida del ciudadano gracias a la innovación tecnológica.

Al facilitar la incorporación de aspectos sociales-culturales, económicos y ambientales que ayudan a una más eficaz toma de decisiones, las tecnologías SIG son de gran valor. A través de desarrollos ad hoc permiten la organización, almacenamiento, manipulación, análisis y modelización de ingentes cantidades de datos relacionados con una referencia espacial.

Gracias a los SIG se puede integrar, almacenar, editar, analizar, compartir y mostrar información geográficamente referenciada. En el entorno de la Smart City, son herramientas idóneas para realizar operaciones de muy distinto tipo, como crear consultas interactivas, analizar la información espacial, editar datos, mapas y presentar los resultados. Una tecnología que, en suma, tiene un sinfín de aplicaciones a nivel científico, de gestión de recursos, la planificación urbana o la evaluación del impacto ambiental, por citar unos pocos ejemplos.

Por su parte, son muchos los softwares de SIG y tecnologías de Big Data en general disponibles para facilitar esa toma de decisiones a los gestores mediante la realización de análisis de datos alfanuméricos asociados a componentes espaciales y/o realizar operaciones sobre imágenes.

Algunos son productos open source y otros software propietario. Algunos ejemplos son: CARTO, QGIS, PostGIS, SciPy library, MongoDB, Python, NomPy, Spark, Google Maps, Autodesk Map, SuperGIS o uDIG entre otros muchos.

Las tecnologías SIG trabajan con información digital, y la digitalización es el método más utilizado para la aportación de los datos a través de programas con capacidades de georreferenciación. Por otra parte, los datos se almacenan en un SIG mediante el modelo raster y vectorial, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Con respecto a las primeras, por ejemplo, el vectorial tiene una mayor compatibilidad con bases de datos relacionales y éstos son más fáciles de mantener y actualizar. Entre otras ventajas, el modelo raster se caracteriza por la simplicidad de la estructura de datos o tener un formato idóneo para variaciones altas de datos.

Entre las desventajas, podemos mencionar la complejidad de la estructura de los datos o una menor eficacia cuando la variación de los datos y una mayor dificultad de crear reglas topológicas o gráficas menos vistosas, respectivamente.

Un rico ecosistema tecnológico a partir del que, en definitiva, poder crear arquitecturas a la medida de las más variadas necesidades surgidas para la gestión y análisis avanzado de información espacial en las Smart Cities.

Desde necesidades de gestión relacionadas con la información al ciudadano o la optimización de recursos y el seguimiento de iniciativas hasta la detección de demandas sociales o, cómo no, la agilidad en la ejecución de servicios. Son tantas las posibilidades que ofrece el binomio GIS – Data Science que la lista sería interminable.

En cualquier caso, finalmente obtendremos una herramienta de inestimable ayuda para la consulta, gestión y análisis, que aporten una valiosa información para tomar decisiones reduciendo tiempo, costes y mejorando la integración organizacional.

A su vez, permiten aplicar políticas de forma estratégica, priorizando dónde actuar en función de diferentes variables, entre ellas el presupuesto. Es posible, si lo precisamos, utilizar la variable geográfica para diseñar presupuestos y así optimizar los recursos.

Idealmente, el mejor camino para lograr la inteligencia urbana requiere un modelo gestión de servicios tendente a una visión holística, que trascienda la gestión aislada.

La gestión de emergencias y protección civil, pongamos por caso, podría mejorar su eficacia coordinando información procedente de distintos sistemas como la obtenida por cámaras de videovigilancia, sensores de movilidad o de alertas o la geolocalización de coches de policía y bomberos.

En el caso de un desastre natural, un SIG también permitiría calcular a los grupos de emergencia los tiempos de respuesta o, en materia ambiental, diseñar políticas que protejan puntos críticos.

En definitiva, a la hora de procesar los datos en una ciudad inteligente existen infinidad de aplicaciones que pueden responder a muy distintas necesidades mediante productos basados en GIS y Data Science.

Las aplicaciones desarrolladas por Geographica permiten trabajar, analizar y difundir datos, mapas y fotos en sectores tan distintos como las empresas, las administraciones públicas o la investigación.

Geographica y Smart Cities

Las iniciativas Smart City bien planteadas no solo optimizan proyectos existentes, sino que además ayudan a detectar nuevos problemas y abren posibilidades que hasta ahora nos estaban vedadas y eran inimaginables.

El proyecto Pórtico es un caso de uso, en el campo de la inteligencia espacial, para la toma de decisiones en materia de inversiones y equipamientos, mediante la creación y muestra de resultados mediante la generación de informes e indicadores. Diseñado por Geographica para la Diputación de Sevilla, se ha obtenido una herramienta de gran utilidad para corregir desequilibrios dotacionales y territoriales que facilita la planificación territorial.

De hecho, para proyectos de Smart City resulta idóneo el planteamiento de Geographica, basado en el procesamiento, ordenación, análisis y explotación los grandes datos aplicando herramientas innovadoras de uso intuitivo que a menudo son de creación propia.

Su enfoque multidisciplinar, realizado por ingenieros y geoinformáticos altamente cualificados, plantean el diseño como un proceso iterativo en el que se toman decisiones desde la misma detección del problema hasta su análisis y propuesta de soluciones a partir de información basada en mapas, estadísticas avanzadas e indicadores.

No en vano, las iniciativas Smart City bien planteadas no solo optimizan proyectos existentes, sino que además ayudan a detectar nuevos problemas y abren posibilidades que hasta ahora nos estaban vedadas y eran inimaginables. En este sentido, sacar partido a los grandes datos a partir de la información geográfica es crear un conocimiento práctico que contribuirá a tanto a la creación como una gestión eficiente de la Smart City.

Si deseas comprobar la eficacia del uso de la geolocalización para las Smart Cities, puedes analizar este caso de uso de las soluciones de Geographica para ciudades inteligentes, un ejemplo del uso de la tecnología aplicada a la sociedad.

Esperamos que hayas disfrutado del contenido. Puedes contactar con nosotros para resolver cualquier duda. Un saludo.

TAGSGeolocalizaciónSmart City

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir