Breaking-news Geographica a CARTO company. Felices de anunciar que CARTO adquiere Geographica. Saber más
Menú

Geographica:Make data count.

Cómo hacer que los datos cuenten de manera visual

por Azahara 21/Mar/2019

La visualización de los datos es un proceso de gran ayuda para tener perspectiva de la situación actual en la que nos encontramos. De nada sirve tener delante nuestra un montón de cifras si no sabemos extraer conclusiones de valor a partir de ellas.

Si nos centramos en el campo de la geolocalización, los mapas temáticos son la herramienta de mayor utilidad para comprobar a simple vista el estado actual de algunos procesos y su evolución a lo largo del tiempo.

Según las características de aquellos factores que queramos estudiar, será más conveniente realizar un tipo de representación u otra. A través de las siguientes líneas pasaremos a describir cuáles son los tipos de mapas más empleados en la actualidad para la representación de la información.

Pasos para elaborar un mapa temático

Plasmar la realidad utilizando representaciones visuales en forma de mapas es un proceso complejo que requiere de una metodología precisa y exhaustiva. A través de una serie de etapas predefinidas se consigue representar la realidad de una forma directa y atractiva.

La primera pregunta a responder a la hora de diseñar un mapa es: “¿Qué quiero representar realmente con este mapa?”. Una vez que tengamos definidas la finalidad y las variables necesarias para llegar a ella, tendremos que acotar geográficamente la zona a que queramos representar y en la que se manifieste el fenómeno objeto de estudio.

Otra variable importante a tener en cuenta sería la de si el objeto a estudiar permanecerá fijo en el mapa o irá desplazándose a través del mismo. Por ejemplo, en el caso de mapas sobre flujos de personas o de movimientos del tráfico rodado.

El siguiente paso a realizar será recopilar los datos necesarios para la representación. Estos dependerán del número de variables a analizar, pudiendo así clasificarse los mapas como univariados, bivariados o multivariados.

Tradicionalmente, los datos plasmados en mapas temáticos se consultaban mediante repositorios analógicos como censos o resultados de estudios estadísticos o de encuestas realizadas para tal propósito.

Actualmente, este proceso ha cambiado notablemente. Las fuentes de información se han multiplicado, además, muchos datos han adquirido el valor de ser recogidos y procesados en tiempo real, acercándonos a una representación más fiel a la realidad.

Hoy en día los dispositivos móviles y sensores localizados, tanto en exteriores como en interiores, son generadores continuos de información que es volcada en bases de datos públicas o privadas.

Una vez que ya dispongamos de toda la información necesaria para nuestro mapa temático, tendremos que resolver algunos aspectos sobre el modo de representarlos gráficamente. En esta etapa hay que definir el grado de detalle del mapa temático, el sistema de proyección, qué elementos queremos que aparezcan, la escala, los símbolos, colores, fuentes de texto y demás factores necesarios desde el punto de vista del diseño.

data visualization technologies

Tipos de mapas temáticos

Una vez valoradas todas las consideraciones previas, se procederá a la elaboración del mapa temático en sí. Podemos clasificar estos mapas según las diferentes técnicas de elaboración de estos. A continuación vamos a hablar de las más destacadas.

Mapas coropléticos

En estos mapas se colorean o sombrean regiones predefinidas. La intensidad de un mismo color o de una sombra se relaciona con distintas graduaciones cuantitativas, mientras que distintos colores representan diferentes variables cualitativas.

Un caso habitual del uso de mapas coropléticos tiene lugar en el ámbito del estudio climático y meteorológico. Por ejemplo, podemos apreciarlo en la solución que Geographica desarrolló para el Climate Research Group, grupo de investigación climática de la Universidad de Sevilla.

Concretamente, realizamos un Geovisor denominado Global Climate Monitor a través del cual se podían analizar la evolución histórica de variables como precipitación o temperatura gracias a la información conseguida a través de Datos Abiertos recopilados de unas 4.000 estaciones meteorológicas dispersadas por todo el planeta.

Mapas de calor

Esta clase de representación cartográfica manifiesta la intensidad de cierto aspecto en función de una gradación de colores. Hasta este punto no se aprecia ninguna diferencia con los mapas coropléticos, radicando esta en que no se aplica sobre áreas predeterminadas, sino que se miden puntos concretos.

El uso de mapas de calor es muy extendido, aplicándose en un amplio abanico de campos y sectores. Por mencionar una de sus aplicaciones más populares, en los últimos tiempos se ha generalizado su uso para representar estadísticas de eventos deportivos. En el mundo digital suele ser muy habitual aplicar mapas de calor para estudiar qué zonas de una página web son las más recorridas por sus visitantes y mejorar su diseño.

En Geographica hemos implementado mapas de calor en algunas de nuestras soluciones. Podemos sacar a la palestra Urbo, proyecto desarrollado junto a Telefónica para la creación de dashboards aplicados a la gestión de Smart Cities.

En Urbo se utilizan mapas de calor, entre otros casos, para monitorizar la eficiencia del sistema de recogida de basuras de las diferentes zonas de una localidad.

Mapas de símbolos proporcionales

En estos mapas se asocia un determinado símbolo con una variable de una región. Alguna propiedad gráfica de dicho símbolo, como su área o volumen, expresa escaladamente la dimensión de esta variable.

Aunque el catálogo de símbolos que se pueden representar es muy amplio, la variación de tamaño de estos se aprecia mejor empleando cuadrados y barras. Sin embargo, el símbolo más utilizado históricamente ha sido el círculo.

Un ejemplo sencillo de mapa de símbolos proporcionales sería aquel en el que se visualiza la población de diferentes ciudades mediante círculos de diferente tamaño.

Mapas de distribución de puntos

Para dar forma a estas representaciones, cada punto se corresponde con una incidencia concreta o con un número preestablecido de ellas.

Estos mapas de distribución de puntos son muy utilizados para registrar la incidencia de enfermedades.

Evidentemente, en este tipo de mapas es fundamental la exactitud a la hora de situar el punto en el lugar geográfico donde tuvo lugar el fenómeno a recoger.

Podemos apreciar mapas de distribución de puntos en la solución de Geomarketing que desarrollamos con el fin de localizar las mejores ubicaciones para abrir nuevos establecimientos en Barcelona de un determinado cliente. Esta se basaba en localizar, gracias a diferentes fuentes, dónde vivían las personas pertenecientes al segmento de población que constituía su público objetivo.

Cartogramas

Los cartogramas son un tipo de representación visual de datos que resultan muy llamativos al espectador. Esto se debe a que las zonas geográficas se ven distorsionadas en función del valor de la variable a representar. Podríamos decir que se asemeja a los mapas de símbolos proporcionales, con la particularidad de que el símbolo es la propia región del mapa.

El principal inconveniente que presentan los cartogramas es que, si quien lo observa no conoce las dimensiones reales de la zona geográfica representada, no es capaz de apreciar el grado de distorsión de la misma.

Como vemos, existe una interesante variedad de representaciones visuales de datos desde el punto de vista geográfico. La gran cantidad de información a la que podemos acceder hace de la creación de mapas un paso trascendental para conseguir una gestión óptima de los procesos.

Estamos acostumbrados a ver mapas desde pequeños, pero pocas veces nos hemos parado a pensar por qué algunas características se representan de una manera y otras de una forma completamente distinta. Esperamos que con este artículo, en el que hemos tratado los mapas de uso más común, hayamos conseguido despejar algunas dudas respecto a ello.

TAGSDiseñoMapasVisual

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir