Breaking-news Geographica a CARTO company. Felices de anunciar que CARTO adquiere Geographica. Saber más
Menú

Geographica:Make data count.

Proyecto AQUASIG

por Azahara 1/Jan/2017

Geographica, junto con la empresa ISOIN , ha conseguido financiación para la investigación y desarrollo de un proyecto de Smart Water: AQUASIG (Sistema Inteligente de Gestión del Abastecimiento y Consumo Urbano de Agua).

AQUASIG

Sistema Inteligente de Gestión del Abastecimiento y Consumo Urbano de Agua

Aquasig: Sistema Inteligente de Gestión del Abastecimiento y Consumo Urbano de Agua

Las Smart Cities tienen como objetivo principal dotar de inteligencia a la gestión integral de la ciudad, abarcando los principales sectores a nivel urbano: energía, movilidad, construcción, servicios públicos y gestión del agua entre otros.

El avance actual de las Smart Cities, especialmente en el ámbito de la provisión de servicios en la gestión urbana de agua (Smart Water), pone de manifiesto que aún no es posible aprovechar las potencialidades de la inclusión masiva de las tecnologías de la información en la gestión de la información asociada a la distribución de agua.

Hay que añadir que la distribución urbana de aguas es un ámbito en general muy atomizado, donde cada entorno urbano, para una amplia variedad de tamaños y poblaciones, cuenta con una empresa distribuidora distinta. Esto provoca una gran dispersión en las metodologías aplicadas, los servicios prestados y las herramientas utilizadas, con sistemas muy adaptados a cada entorno urbano concreto sin posibilidades de escalabilidad o adaptabilidad a otros lugares.

grafico-aquasig

Necesidades en la gestión del agua

La necesidad de mejorar la gestión del agua viene dada por la trayectoria de la explotación este recurso, que se puede subdividir históricamente en tres periodos distintos:

  • Agua 1.0: El objetivo era aumentar la oferta, había que dominar el recurso, haciendo grandes obras de infraestructuras. Era necesario llevar agua a las ciudades y por ello el precio no era un aspecto limitante.
  • Agua 2.0: gestión basada en la demanda. El coste del agua importa, por lo que ya no se puede hacer una obra a cualquier precio, y se pide que los usuarios finales asuman sus costos. Además los impactos sociales y ambientales comienzan a ser tenidos en cuenta.
  • Agua 3.0: gestión basada en las nuevas tecnologías, la automatización y la inteligencia de los nuevos sistemas, con una importancia aún mayor de los impactos ambientales y la resiliencia.

Se podría decir que, en la segunda década del siglo XXI, estamos en Agua 2.0, es decir, gestión basada en la demanda, pero los niveles de automatización e inteligencia que están proliferando en la gestión de otros sectores dentro del marco de Smart City y la importancia cada más crítica del ahorro y la eficiencia en el uso del recurso hídrico arroja la necesidad de transicionar hacia el Agua 3.0.

La transición a la última etapa es inevitable si se tienen en cuenta datos como los que aporta la OCDE sobre las fugas que se producen en redes de distribución y abastecimiento de agua a nivel urbano. Servicios inteligentes como la detección de fugas supondrían un impacto positivo directo no sólo sobre la distribuidora sino también el medio ambiente.

Objetivos de AQUASIG

Para dar una respuesta clara a estas necesidades identificadas surge el proyecto AQUASIG. El objetivo vertebral es el diseño, desarrollo y validación de una plataforma abierta que se configure como un Sistema Inteligente de Gestión del Abastecimiento y Consumo Urbano de Agua orientada a dar soluciones a las necesidades de los gestores de la red (distribuidores encargados del mantenimiento y abastecimiento de la red) así como de los usuarios finales consumidores de agua en las ciudades (viviendas, equipamientos, oficinas, instalaciones, etc.), con la meta final de conseguir un sistema de abastecimiento de agua en entornos urbanos más eficiente y sostenible, así como fomentar hábitos de ahorro de agua y energéticos.

Para recoger las medidas, se desarrollarán una serie de dispositivos que se conectarán con los principales equipos de la red de abastecimiento, que tomarán lecturas de caudales, presiones, etc., los cuáles se integrarán en una red inalámbrica de área metropolitana (W-MAN) que conecte las distintas interfaces de medida con la plataforma.

Además de utilizar esta arquitectura de comunicaciones como una red de datos, se desarrollarán mecanismos para que los propios dispositivos instalados en campo envíen periódicamente reportes sobre su estado, de modo que el sistema tendrá la información necesaria para realizar una planificación del mantenimiento conjunto de los equipos y de la propia infraestructura.

Toda esa información será modelada a través de una ontología semántica, para que, una vez filtrados, completados y georreferenciados todos los datos recibidos, sean almacenados en tiempo real en una base de datos Big Data.

La aplicación de avanzadas técnicas de extracción inteligente de conocimiento y de algoritmos de autoaprendizaje, junto con la aplicación de un innovador sistema de información geográfico gobernado por ontología, generarán servicios adaptados e inteligentes para la mejora de la gestión de la infraestructura urbana de abastecimiento.

Con ellos podremos:

  • Detectar patrones de consumo
  • Crear sistemas DSS para la diagnosis y mejora de la gestión de la red
  • Generar escenarios futuros de consumos
  • Optimizar las políticas de tarificación
  • Mejorar en eficiencia y seguridad la gestión del mantenimiento
  • Crear un panel de control dinámico en base a indicadores customizados

¿Y los consumidores?

Respecto a los consumidores, la plataforma AQUASIG, partiendo de la misma información de base, procedente del sistema de adquisición de la medida, lanzará servicios dirigidos a mejorar la autogestión del agua por parte de los clientes y consumidores, y con un claro enfoque en el fomento del ahorro y la eficiencia en el uso del agua.

Es por ello que ofrecerá servicios a través de los cuales el consumidor podrá monitorizar y controlar el consumo de agua, no ya solo a nivel de contador, sino a nivel de red doméstica interna de distribución del agua. Todo ello a través de una herramienta de modelado de dicha red en base a modelos predictivos de consumo.

Asimismo se ofrecerá un generador de escenarios futuros dirigido a mostrar resultados estimados del impacto en el consumo ante cambios en el punto de consumo o ante diferentes opciones de tarificación.

Finalmente se añadirá una capa de innovación social dirigida a difundir hábitos de ahorro en el consumo de agua y fomentar el intercambio de experiencias y buenos hábitos.

En resumen, el proyecto AQUASIG pretende crear una plataforma de servicios inteligentes en gestión de agua urbana en entorno urbano, evolutiva y adaptativa a los hábitos de consumo del usuario, todo ello en base al desarrollo de nuevas técnicas de auto-aprendizaje y de detección y adaptación al entorno del usuario.

Si te has quedado con ganas de saber más, déjanos tu comentario o escríbenos.

 

Lugar de Ejecución: Sevilla, Écija y Puerto Real

Plazo de Ejecución: Agosto 2016 – Diciembre 2018

Presupuesto y financiación: El proyecto AQUASIG (Ref. ITC-20161178), con un presupuesto total de 1.450.408 €, se enmarca en el programa FEDER-INNTERCONECTA del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y ha sido cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y los fondos Estructurales de la Unión Europea.

 

footer-aquasig

TAGSAquasigNoticias

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir