Menú

Geographica:Make data count.

categorías
Smart City
Ver todos los posts

Qué es Location Intelligence

por Paula Juliá 17/Aug/2017

¿Sabes de cuándo datan los primeros mapas? Llevamos miles de años utilizando mapas de diferentes tipos y quizás si piensas en ellos y en su utilidad, es fácil llegar a la conclusión de que la principal finalidad que tienen es la orientación sobre un terreno en concreto. Lo cual para la mayoría de nosotros se traduce a día de hoy en saber llegar a una ubicación exacta – gracias a aplicaciones tan recurrentes como Google Maps-, dónde está ese país con nombre raro o un río en concreto.

Más allá de ubicarnos, los mapas son un elemento esencial para la optimización de los procesos de toma de decisión en instituciones y empresas. Ya hablamos en artículos anteriores sobre el Geomarketing y el Indoor Mapping, dos ejemplos perfectos de tecnologías que engloban el location intelligence, puesto que basan la toma de decisiones en base a datos geolocalizados.

¿Qué es Location Intelligence?

Si aún no tienes el concepto claro, Location Intelligence engloba a toda aquella tecnología que esté enfocada a aportar información de valor procedente de datos geolocalizados, facilitando de esta forma la toma de decisiones.

Cada vez son más los sectores que se aprovechan de las ventajas del Location Intelligence. Algunos de los factores que están llevando a su auge son:

  1. La importancia del big data en la actualidad. Las empresas cuentan con una ingente cantidad de datos que deben analizar y aprovechar.
  2. La proliferación de la tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia, por sus siglas en inglés), GPS y antenas telefónicas.
  3. La creciente ascensión del Internet de las cosas.

Así contamos con mucha información que puede ser explotada gracias a su localización. La geolocalización permite en muchos casos interconectar datos que aparentemente no tienen ninguna relación.

A finales de 2016, una de las investigaciones de Forrester establecía que una de las tecnologías más en boga y con mayor proyección en el futuro eran las herramientas y plataformas de analítica geoespacial, es decir, aquellas que aprovechan la Location Intelligence.

Innovación como parte esencial

La Location Intelligence se encuentra bajo el amparo de tecnologías consolidadas y en alza (desde WiFi o GPS hasta el Bluetooth Low Energy o la VLC, comunicación con luz visible) y esto siempre conlleva un componente de innovación, a veces llevado hasta cotas sorprendentes.

Un ejemplo es el que hizo la empresa Y&R en India, donde perdían mucho dinero por culpa de los atascos ocasionados por las vacas, animales sagrados allí. Lo que hicieron fue colocar collares con GPS a las vacas y crear una app que se beneficiara de esa información. Consiguieron así reducir los tiempos de desplazamiento, el consumo de gasolina y el nivel de contaminación.

La toma de decisiones dentro de una empresa es vital y la responsable del rumbo y el rendimiento de ésta. El Location Intelligence ayuda a que esas decisiones tengan una mayor base y respaldo detrás.

Otro caso es el de Domino’s. Esta multinacional tenía un problema en Australia y es que sus franquiciados tendían a escoger las peores localizaciones posibles. Lo que hicieron fue añadir más información para que tomaran mejores decisiones, como datos sociodemográficos, situación de sus competidores o áreas de influencia sobre potenciales consumidores. Los nuevos franquiciados veían así mejor el valor que tenía cada localización y actuaban en consecuencia.

La unión con el marketing

El marketing puede aprender mucho y servirse del Location Intelligence para mejorar la comprensión del consumidor. La proliferación de dispositivos localizados, como smartphones, wearables o incluso los coches, hace que sea más fácil trackear la ubicación del consumidor. Esto permite obtener datos que en el mundo físico no son tan fáciles de conseguir como en la esfera online.

Aquí entra en juego lo que se conoce como indoor mapping, es decir, el seguimiento de un consumidor dentro de un local cerrado. Saber por dónde anda, dónde se para, cuánto tiempo, qué compra, qué decide no comprar, todo eso es oro para un departamento de marketing. Gracias a una app propia, cada negocio puede actuar en tiempo real sobre sus clientes, premiar a los más fieles o animarles a comprar con ofertas hechas a su medida según su comportamiento.

En Geographica, ya hemos desarrollado este tipo de soluciones de indoor mapping contando con la tecnología de SITUM y los mapas de CARTO en los que nosotros hemos desarrollados dashboards que permiten facilitar la toma de decisiones y visualizar información en tiempo real. Así ya sabemos que pasa de puertas para adentro, podemos saber qué quieren nuestros clientes y cuándo. Esto permite una toma de decisiones mucho más acertada, con beneficios tanto para el cliente como la empresa.

Indoor Mapping Geographica

Nuestra solución permite ver los datos de venta en tiempo real.

Pero el Indoor Mapping no es la única aplicación de la Location Intelligence al marketing, puesto que hay hasta una rama de esta especialidad dedicada a ello: el geomarketing.

Para aquellos que no se encuentren familiarizados con el término, el geomarketing, permite la toma de decisiones gracias a la información geolocalizada, así de acuerdo a los parámetros que sean importantes para la empresa o entidad en cuestión, podremos ver cuáles son las mejores ubicaciones para un nuevo centro, las franquicias que peor funcionan o saber qué zonas están más concurridas de competidores. Si extrapolamos esto al sector público el poder de estas tecnologías se multiplica, nos permite saber por ejemplo, en qué zonas hay más crímenes, pudiendo incrementar las medidas de seguridad en dicha área más que las otras.

Beneficios públicos de la Location Intelligence

Si bien es verdad que los beneficios y las oportunidades que abre a las empresas el location intelligence son muy amplias, no lo son menos las que ofrece en el sector público, puesto que permite la toma de decisiones documentada y en tiempo real.

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las ciudades, especialmente aquellas que están creciendo a ritmo exponencial, es el control en la gestión. A mayor número de personas y a un crecimiento más rápido más difícil se hace tener orden y tomar las decisiones adecuadas, lo que finalmente afecta a la calidad de vida del ciudadano, el desperdicio de recursos y un malestar general.

Tecnologías como las que abarcan el location intelligence, permite que tengamos información geolocalizada y en tiempo real, la cual se muestra en dashboards a las personas que tienen que tomar las decisiones pertinentes. Así podremos modificar las rutas de las recogidas de basuras, calcular la ruta más rápida para hacer llegar una ambulancia o conocer las zonas donde la contaminación de la ciudad es elevada para tomar medidas en el momento. Lejos de ser ficción, actualmente Urbo, dashboard de Telefónica para Smart Cities, permite llevar a cabo todas estas y muchas más acciones.

Incluso damos un paso más allá y la Location Intelligence ayuda a la planificación a medio/largo plazo del crecimiento de la ciudad. La información de nacimientos colocada sobre un mapa, por ejemplo, puede ayudar a ver las necesidades de escuelas o parques en una zona concreta.

En definitiva, después de este breve repaso a las posibilidades de la Location Intelligence, queda claro que es una disciplina transversal, capaz de solucionar problemas y mejorar rendimientos a lo largo de muchos ámbitos diferentes, desde dar herramientas al marketing originando el geomarketing o el indoor mapping, hasta crear aplicaciones que hagan la vida más fácil de los ciudadanos.

TAGSLocation IntelligenceSmart City

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir