Breaking-news Geographica a CARTO company. Felices de anunciar que CARTO adquiere Geographica. Saber más
Menú

Geographica:Make data count.

Las nuevas tecnologías como factor clave para disminuir los accidentes de tráfico

por Azahara 18/Oct/2018

La disminución de la tasa de accidentes de tráfico sigue siendo uno de los principales retos para casi todos los países. Son muchas las instituciones y los recursos que se ponen a disposición de la investigación de fórmulas que permitan disminuirlos. Las nuevas tecnologías permiten el desarrollo de soluciones para la reducción de dicho número de accidentes en las carreteras.

La alta condensación de población en las grandes ciudades implica un crecimiento exponencial del número de vehículos en circulación. Dicha masificación se traduce en más atascos y más accidentes.

Por su parte, los gobiernos y otras entidades han intentado implementar medidas como las campañas de sensibilización para incrementar la precaución al volante, aunque en muchos casos sin demasiado éxito. Por ejemplo en 2016, sólo en España, hubo casi doscientas mil víctimas. En la Unión Europea, más de un millón de personas resultaron heridas en 2015.
Sin embargo, el establecimiento de soluciones basadas en las nuevas tecnologías sí que están solventando no solo las situaciones relacionadas con el tráfico, sino la planificación urbanística como tal. Especialmente tiene impacto en las grandes ciudades con crecimiento exponencial, como es el caso de Greater Noida en la India.

En esta ciudad se han introducido postes de luz inteligente, que incluyen iluminación LED, routers WiFi y cámaras de vigilancia. De esta forma, gracias al envío constante de datos, se crean soluciones de smart parking o semáforos inteligentes para reducir la congestión diaria del tráfico. Este proyecto ha conseguido crear una ciudad más conectada y con un consumo de energía más eficiente.

Otro ejemplo de avance tecnológico que está dando muy buenos resultados, a pesar de encontrarse en una fase muy temprana de implantación, son los coches autónomos. Boston puso en marcha en 2014 un plan de movilidad, que tenía en cuenta este tipo de vehículos para alcanzar el objetivo de cero víctimas y cero emisiones.

Este modelo de transporte está previsto que reduzca a la mitad el uso del coche privado por una única persona, e incremente el de transporte público en un tercio. El resultado de todo esto es una descongestión notable del tráfico en la ciudad y un considerable aumento del espacio libre en la zona (entre el 16% y el 50%).

Igualmente, la instalación de más sensores que capten en tiempo real datos relevantes para la correcta circulación de los vehículos y el procesamiento de los datos, son factores clave para que se puedan tomar decisiones en el momento justo. Es en esto en lo que se basan las tecnologías como Location Intelligence, Data Mining, etc., todas ellas esenciales para poder aportar información geolocalizada y en tiempo real para que las personas, responsables de ello, tomen las decisiones correctas justo en el momento idóneo.

Este tipo de información basada en la localización de los usuarios es la que utilizan plataformas como Waze. Ésta ofrece datos precisos del estado del tráfico en tiempo real. Fue utilizado como feed principal para el rediseño de Informo, la aplicación para la mejora de la planificación del tráfico de la Comunidad de Madrid.

Singapur es otra de las ciudades que está aprovechando Location Intelligence para la gestión del tráfico y la planificación urbanística. Con los datos recopilados, el gobierno es capaz de instalar nuevos semáforos o ampliar carriles según las necesidades del momento.

Por su parte, el Machine Learning es otra de las herramientas básicas para la detección de zonas con alto riesgo de accidentes de tráfico, basándose en los datos previos. Además, puede usarse para otro tipo de datos relativos a lo que se conoce como mobility planning y a abolición de barreras para una movilidad fluida.

Estas no son más que algunas pinceladas de lo que la tecnología puede llegar a hacer por nosotros a la hora de reducir el número de accidentes de tráfico. Location Intelligence, Machine Learning y Data Mining son algunos ejemplos de soluciones relativas al Mobility Planning, que permiten visualizar de forma clara y sencilla toda la información relevante para la toma de decisiones sobre nuestras carreteras.

¿Cómo puede ayudar la tecnología a reducir los accidentes de tráfico?

Para reducir los accidentes de tráfico, hay que centrarse en los factores que los causan. En eso es en lo que trabajan las nuevas tecnologías, como el coche autónomo que busca eliminar el factor humano. O el smart parking, que busca reducir el tiempo de búsqueda de zona de aparcamiento para reducir los riesgos.

El coche autónomo parece ser la gran innovación que todos esperamos y que a largo plazo supondrá la erradicación o, al menos la gran reducción de los accidentes de tráfico. La realidad es que todavía se encuentra en desarrollo y faltan años hasta que se instaure rompiendo las barreras tecnológicas y culturales.

“La instauración del coche autónomo podría hacer que, a mediados de siglo, los accidentes de tráfico pasaran del segundo al noveno puesto en términos de mortalidad entre los diferentes tipos de accidentes” Michele Bertoncello y Dominik Wee.

La tecnología V2V (vehicle-to-vehicle) es la que rige la comunicación entre los vehículos, que junto a los sensores emiten y reciben información, pudiendo conocer lo que ocurre a su alrededor. Además, también se comunican con la ciudad mediante la tecnología V2I (vehicle-to-infraestructure). Así se pueden tomar decisiones en las vías, por parte de las entidades públicas, en función de la información recibida.

Esto se utiliza ya en Columbus, Ohio, para analizar los tiempos de espera en los semáforos de la ciudad y reducirlos lo máximo posible, según la hora del día y la congestión del tráfico que haya en el momento. En Wyoming han creado, siguiendo estos principios, los smart corridors, aún en fase piloto, para hacer las carreteras más inteligentes y mejorar la seguridad vial.

Las medidas no sólo se centran en los vehículos, sino que también se aplican a los peatones, una de las partes más vulnerables. En el caso de Los Ángeles, están volcando la información de los viandantes a portales públicos. Las empresas, sobre todo constructoras, lo emplean para trazar mejores planes urbanísticos.

El momento de aparcar también es una parte sensible en la generación de accidentes por la formación de atascos. Para ello, la tecnología ya ha puesto solución: el smart parking, que posee sensores que, unidos al IoT (Internet de las Cosas), localiza al conductor a través de una app y le da indicaciones precisas para llegar a un sitio libre.

En este sentido también trabajan aplicaciones como Waze. Permite a los mismos usuarios notificar los incidentes que encuentran en la carretera como accidentes, obras etc., lo cual previene a los demás de un posible peligro en su ruta y mejora la fluidez del tráfico. De igual manera, también alerta de posibles atascos gracias a la localización de sus usuarios.

Waze se ha usado para hacer posteriores avances en tecnología mediante el empleo de Location Intelligence, como es el caso de Informo. Junto con los datos abiertos del Ayuntamiento de Madrid, este programa Informo alimenta este portal de tráfico madrileño para mostrar sobre un mapa toda la información relacionada con accidentes y congestiones de tráfico como de obras públicas que se están desarrollando. Además, muestra la localización de cámaras en los semáforos y otros ítems.

accidentes de trafico hoy
Con esta solución, el conductor, así como las autoridades responsables de su gestión, tiene una imagen general del estado del tráfico. Dichos responsables pueden tomar decisiones a partir de toda la información recopilada y procesada a lo largo de los días para llevar a cabo mejoras que repercutan en la calidad de vida de todos los ciudadanos y que ayuden a disminuir los accidentes de tráfico.

¿Cómo la smart mobility puede disminuir los accidentes de tráfico?

Bajo esta premisa nace la smart mobility, o movilidad inteligente. Se trata de la gestión de la movilidad dentro de una ciudad de forma que su desarrollo sea sostenible y accesible para todos. Esto abarca desde la infraestructura de los sistemas de transporte hasta la gestión de los espacios de aparcamiento.

La smart mobility se centra en tres elementos por igual: el medio ambiente (reducir el consumo energético y la contaminación), la economía (crear sistemas más eficientes que no ocasionen tantas pérdidas) y la sociedad (mejorar la calidad de vida del ciudadano).
Para llevar a cabo esta gestión sostenible de cualquier núcleo urbano se necesitan herramientas apropiadas. Éste es el caso de Urbo, un proyecto desarrollado por Geographica junto con Telefónica.

Urbo es un smart dashboard para la gestión de los principales parámetros que necesitan controlarse en un entorno urbano, entre ellos el tráfico. Es una solución dirigida tanto a la Administración Pública, encargada de la gestión y la toma de decisiones, como a los ciudadanos -cuando la entidad pertinente lo considere oportuno-. El objetivo de esta innovadora herramienta es aportar información en tiempo real y previsiones de diferentes indicadores clave del entorno urbano.

La recopilación de información se realiza a través de los sensores instalados por toda la ciudad. Posteriormente, Urbo se encarga de procesar toda esta información y reflejarla de una forma clara y visual, todo ello con varios niveles de acceso según la importancia y la responsabilidad del usuario que quiera acceder.

Además, el machine learning permite al sistema analizar en profundidad los datos procesados, aprender de ellos e incluso predecir acontecimientos futuros que tengan una gran probabilidad de ocurrir. De esta manera se pueden plantear soluciones antes de que aparezcan los problemas.

Como se decía anteriormente, una de las utilidades de Urbo es precisamente la monitorización y mejora de la gestión del tráfico en los espacios urbanos. Así, la información procesada que se extrae de los sensores de la ciudad, nos permiten por ejemplo, conocer a la perfección cuál es el estado de las carreteras, cuáles son los puntos más problemáticos en hora punta, qué rutas son las más utilizadas y si necesitan algún refuerzo en la infraestructura, etc.

Los datos dejan claro que reducir los accidentes de tráfico es una de las prioridades actuales de todos los gobiernos del mundo, que han encontrado, en las nuevas tecnologías, un gran aliado para conseguir el ansiado objetivo de cero víctimas y cero accidentes. Las soluciones que aplican Location Intelligence, Internet of Things y otras tecnologías mencionadas son el camino que seguir para llegar a la meta. Cada una se centra en una cuestión diferente, como la reducción del uso diario de vehículos privados, la eliminación del riesgo del factor humano o la mejora de la gestión de la movilidad: todas ellas orientadas a que no haya más víctimas en la carretera.

TAGSIoTLocation IntelligenceSmart Parkingurbowaze

¿Te interesa?
Contacta con nosotros

Suscríbete

Gracias por suscribirte

esc

Si estás pensando en algo, hagámoslo juntos.

Déjanos al menos tu email y nos pondremos en contacto en breve.

Enviando tu mensaje...

Gracias.
Lo dicho, en breve nos pondremos en contacto contigo.

Subir